Home

Diario YA


 

Editorial: "La crisis es de todos"

Fue especialmente didáctico y enriquecedor poder leer en DiarioYa.es el diagnóstico brillante y acertadísimo del gran economista que es Juan Iranzo, el presidente del Instituto de Estudios Económicos, sobre las dolencias de la economía española. En la entrevista que mantuvimos con él, son muchos los detalles importantes que Iranzo fue desgranando, no sólo como parte de la necesaria crítica a las nefastas políticas del Gobierno socialista, sino también como reflexión serena pero poco corriente sobre el modo de vida de millones de ciudadanos.

Porque, evidentemente, una crisis como la que España está viviendo no se sustancia con un "tenemos un Gobierno que es un desastre" y nada más. Que ZP y Solbes saben poco de cuentas públicas (o, al menos, se les ha olvidado lo que sabían) es evidente, pero también lo es que España viene arrastrando algunos vicios desde hace mucho tiempo que quizá sea ahora cuando están empezando a dar sus frutos podridos.

Ayer, este diario digital daba a sus lectores la noticia de que la mitad de los españoles de entre 25 y 64 años sólo tiene estudios obligatorios. ¿Es que nadie va a hacer una reflexión seria sobre ese dato?, ¿vamos a conformarnos con esa frasecita infumable de que "no hace falta estudiar para ganarse la vida y ser feliz"? Uno de los problemas de España es la falta de competitividad de sus empresas, y eso se debe, entre otras razones, a las carencias de formación general y a una alarmante falta de especialización en algunos sectores clave.

Otro de los datos que ofreció Iranzo en la entrevista a DiarioYa.es es que más de la mitad del consumo doméstico se financia a crédito. Es decir, que tiramos de tarjeta y a fin de mes Dios dirá. Y lo que dice es que no nos salen las cuentas, claro, pero los bares siguen estando llenos y los fines de semana no se queda en casa ni el Tato. ¿Somos todos realmente conscientes de lo que supone vivir en crisis, o nos conformamos con echarle la culpa a ZP?

El presidente del IEE daba algunos consejos que conviene no echar en saco roto: intentar evitar el pago con tarjetas de crédito para controlar el nivel de endeudamiento, buscar y comparar precios antes de hacer una compra, apostar por el ahorro como forma de prevenir riesgos, intentar por todos los medios conservar el puesto de trabajo y prepararse para una necesaria (aunque dolorosa) contención salarial. Como para no perdérselo.

Miércoles, 10 de Septiembre de 2008.

Etiquetas:editorial