Home

Diario YA


 

Extorsión telefónica: anticípate a los actos criminales de Lada 477

El ámbito tecnológico es capaz de mejorar nuestras vidas de una forma sustancial, dotando a los usuarios de un amplio marco de libertades que juegan a nuestro favor. Sin embargo, también nos exponemos a toda una serie de riesgos marcados por las estafas y los timos, repercutiendo negativamente en nuestro bienestar económico. Conocer previamente estos engaños es la única manera que tenemos de evitar caer en ellos, por lo que resulta imperativo estudiar los más recurrentes hoy en día y anticiparse a los daños que puedan llegar a generar.
 
Lada 477, falsos secuestros virtuales
La telefonía conecta a todo el mundo entre sí y entraña una sustancial optimización de los recursos contemporáneos que, a su vez, deriva en una larga lista de estafas ante las que hemos de estar prevenidos. Lada 477 es un número de teléfono que, tal y como se indica en el post http://latarde.com/de-donde-es-la-lada-477-extorsion-telefonica/, es uno de los timos más comunes. Ahora bien, conocer Lada 477 y las estrategias que siguen estos delincuentes, es la mejor manera de anticiparse a sus crímenes y garantizar tanto nuestro bienestar, como el de quienes nos rodean.
El timo se basa en llamar a un número y afirmar que han secuestrado a una persona del círculo cercano: un padre, una madre, un hijo… Personas por las que lo daríamos todo y de las que los delincuentes conocen su existencia. A continuación, el estafador exige una cuantía de dinero para dejar en libertad al secuestrado, algo que nos lleva a ingresar dicha cantidad en la cuenta que nos ofrecen. No obstante, no se trata de un secuestro real, sino que es todo un plan perfectamente detallado para que nos sintamos abrumados por la situación y no podamos comprobar la veracidad del acto en sí.
Cuando nos exponemos a una situación de estas características, no siempre sabemos reaccionar. Lo más probable es que el móvil de la persona que digan que ha sido secuestrada no se encuentre disponible, por lo que no logramos ponernos en contacto con ella y los temores aumentan drásticamente. Eso sí, al saber que la extensión Lada 47 es un timo, evitamos caer en el engaño y los objetivos del extorsionador caen en saco roto.
Con el apoyo de determinados portales online y los posts más interesantes, como el anterior, conoceremos los pasos que hemos de seguir para poner una solución eficaz a la problemática. Los secuestros no son algo con lo que se pueda jugar y, en aras de garantizar nuestra tranquilidad, esta información es un bien de primera necesidad.
 
Qué hacer si recibes una llamada Lada 477
Lo primero que debes hacer en caso de que este número te comience a llamar es no responder. Si automáticamente lo identificamos como un engaño, nos será mucho más sencillo tomar cartas en el asunto y responder con todo el peso de la ley. Es decir, colgamos y nos ponemos en contacto con el 911, para reportar el caso a las autoridades.
Por otro lado, si ya hemos cogido la llamada y el extorsionador nos está haciendo dudar sobre si realmente han secuestrado a nuestro ser querido, te recomendamos que escuches con atención. Es posible que en este punto logres identificar señales que demuestran que es una estafa y, una vez cuelgues, poniéndote en contacto con familiares y amigos lograrás resolver la incógnita sin que haya trascendido en lo más mínimo.
Si bien es cierto que Lada 477 es el número más común en este tipo de falsos secuestros virtuales, no es la única extensión que se suele utilizar. Lada 722, 222, 331, 444 o 662, entre muchos otros, son también alternativas que tienden a utilizar los estafadores telefónicos. Todas ellas están detalladas en portales especializados, dotándonos de todos los conocimientos propios de la extorsión telefónica que, de una manera o de otra, van a jugar a favor de nuestra seguridad. Porque los timos están en auge y hemos de conocer la mente del criminal, así como sus instrumentos; gozando de la tranquilidad que tanto merecemos.