Home

Diario YA


 

Lápidas personalizadas: La mejor forma de honrar a un ser querido

Se trata de piezas de arte funerario únicas que preservan el recuerdo del fallecido. Existe una gran variedad de materiales y formatos, son fabricadas por profesionales del sector y pueden personalizarse con cualquier motivo decorativo.

El arte funerario ha trascendido tiempos y culturas, entendiendo la muerte como parte de la vida. La huella que dejamos en lápidas, nichos e inscripciones, conservará la memoria del difunto durante mucho tiempo y debe ser tan única como la persona fallecida.

Actualmente, existen profesionales especializados en lápidas y nichos personalizados que brindan un servicio imprescindible a la hora de despedir un ser querido. Es el caso de Mármoles Écija, cuya experiencia artículos funerarios data de 1955 y a quienes hemos consultado por ser referentes del sector.

Pero, ¿cómo elegir y diseñar este producto tan personal? ¿Qué opciones existen? ¿Por qué es importante trabajar con profesionales? Todas las respuestas, a continuación.

Distintos tipos de lápidas para todas las necesidades
Desde la página web de Mármoles Écija se puede acceder a un completo catálogo de opciones que se adaptan a las preferencias de los clientes, gustos y presupuestos. Allí se pueden observar las fotografías, los tipos de fuente que se pueden elegir, el tamaño y los materiales de cada lápida.

Las lápidas pueden tener cruces, esculturas o imágenes
. La lápida con cruz es un modelo más tradicional, pero pueden trabajarse en diferentes estilos y tamaños. La alternativa no religiosa y altamente personalizable es la lápida con escultura para “restarle seriedad a la tumba y mandar un mensaje distinto a la persona que la vea”, explican los responsables de Écija. “En la variedad está el secreto para que elijas la opción que mejor se adecúe al tipo de homenaje que quieres realizar a tu ser querido”, agregan.

Los materiales y las nuevas tecnologías, permiten también contar con lápidas con imágenes y fotografías. “Podemos elegir una fotografía que hable de ella o que, simplemente, la muestre cómo era en su mejor momento. Las opciones son muchas, desde la técnica de grabado, hasta el pintado o, incluso, el impreso”, aseguran estos expertos.

De esta forma, se consigue perpetuar con una fotografía el recuerdo del ser querido, mediante una lápida única que conmemore su paso por esta vida.

También en nichos
Aunque tiene mayor envergadura y posibilidades de diseño y personalización, la lápida no es la única forma de hacer único el lugar de descanso de un ser querido. Muchas familias optan por personalizar nichos, eligiendo entre un gran abanico de posibilidades.

Se puede optar por nichos con elementos en bronce y pequeñas esculturas, o elegir diferentes tipos de técnicas para perpetuar los datos del difunto: grabación, incrustación, láser, etc.

¿Cómo funciona el servicio?

Durante la organización de un funeral los allegados de un difunto tienen que atender muchos trámites y cuestiones. Uno de ellos es elegir y diseñar el espacio de la tumba. En ese momento, nada mejor que contar con el apoyo de profesionales especializados en el tema. Incluso, muchas personas realizan esta elección mientras están con vida.

“Disponemos de un amplio catálogo con diversos mármoles y lápidas entre los que podemos elegir”, aseguran desde Mármoles Écija. “Además, ofrecemos un servicio de asesoramiento que está pensado para que cada cliente consiga justo el diseño que busca y, de esta manera, pueda honrar a su ser querido tal y como se merece”, aseguran.
Tal y como indicamos anteriormente, el cliente puede ver la variedad de lápidas, nichos e inscripciones en la web, donde se aprecia el buen trabajo de los materiales que roza un arte muy refinado. A continuación, se puede pedir un presupuesto de forma online o contactar con el asesor.

Con respecto al mantenimiento de estos artículos funerarios, los responsables de la firma indican que son fáciles de limpiar y mantener a lo largo del tiempo, algo muy importante para las familias.

Razones para personalizar una tumba

Honrar a nuestros seres queridos es respetar la forma en que desean ser recordados. Elegir las imágenes, palabras y diseños con que el fallecido será conmemorado, es una tarea importante. Seguramente, esa persona merece una lápida que honre su nombre, el mensaje que deseaba dejar como legado o el último adiós de sus seres queridos.

“Una lápida no deja de ser un resumen de la biografía, y en ocasiones de los gustos personales, de la persona que ha fallecido. Para honrar a ese familiar, resulta adecuado que confíes en personas con experiencia en el sector que te ofrezcan un resultado eficaz que permita convertir la tumba en un espacio más personal”, finalizan los especialistas de Mármoles Écija.

Sin dudas, se trata de un servicio a tener en cuenta cuando se trata de despedir y recordar a un ser querido.