Home

Diario YA


 

James Bond se pasa al coche eléctrico español

Primer Aston Martin 100% eléctrico con Tecnología española

Ricardo Fraguas

El presidente de Aston Martin, Andy Palmer, ha confirmado recientemente que su equipo trabaja en el desarrollo de un coche eléctrico de altas prestaciones que pueda situarse incluso por encima del Tesla model S en lo que a prestaciones y equipamiento se refiere. Da pistas refiriéndose a un cinco puertas como el “Rapide” al que dotarían con más de 1000 cv de potencia y que como pronto llegaría al mercado dentro de 2 o 3  años.

En una incomprensible e innecesaria altanería Palmer afirma, en declaraciones al rotativo británico The Telegraph, que “esta iniciativa no parte de una voluntad por reducir el consumo de combustible sino, simplemente, del deseo por mejorar las prestaciones”.

Contrasentido tras contrasentido, es como decir: por fin nos damos cuenta que el motor de explosión es una “castaña” comparado con el motor eléctrico, pero nos sigue importando un bledo desparramar la energía, no os vayáis a pensar que hemos recuperado la cordura y la sensibilidad.

¡Qué cosas hay que escuchar! Sobre todo, viniendo de quien, en su día, estuvo tras la creación del LEAF de Nissan, uno de los primeros vehículos 100% eléctricos de comercialización global. Lo que no sabe Palmer es que, antes de que su Rapide de 1000 cv llegue a las tiendas, va a haber otro Aston Martin, cero emisiones –aunque le pese-, capaz de circular con la energía limpia y renovable generada por el sol y por el viento de España. Nos referimos a la conversión del modelo que no hace tanto se hizo especialmente popular en la película de James Bond Die Hard, el Aston Martin Vaquish S, con motor de 12 cilindros en V, de 5935 centímetros cúbicos y 527 caballos de potencia -a 7000 revoluciones por minuto-. En su configuración de serie era capaz de acelerar de 0 a 100km por hora 4,5 segundos y de alcanzar los 321km/h. Todo ello haciendo un ruido como para no pasar desapercibido,  consumiendo una media mínima de 20 litros de gasolina cada 100 km y emitiendo más de 300 gramos de CO2 por km recorrido.

Como en su día le sucedió al fundador de Tesla motors, Elon Musk, cuando descubrió que había formas más divertidas y racionales para propulsar a los vehículos de cuatro ruedas, que tanto le gustan, y se entregó en cuerpo y alma a la creación de los mejores vehículos del momento, la estrella del Pop Bernie Stack, líder del grupo www.showpay.net también “se ha caído del caballo” y ha decidido abrazar estas nuevas fórmulas de transporte responsable, cero emisiones, encargando la conversión de su Aston Martin Vanquish S V12.

“Es la posibilidad de recuperar uno de los vehículos más bellos de la historia de la automoción para un uso y disfrute diario, que no necesariamente derroche la energía sino todo lo contrario. Desde el día que probé el Tesla model S, lo tuve muy claro”. “Tuve un infortunado accidente con el coche que me hizo reflexionar. Esas cosas de quién soy, de dónde vengo y a dónde voy. Un buen amigo me mostró el camino de la movilidad sostenible y pensé que debería predicar con ejemplo”.

Desde luego la conversión de un Aston Martin, de hecho, la primera conversión de la que tenemos noticia, es algo que a nadie dejará indiferente y marcará, sin duda, un camino a seguir.

En otros países, aunque aún no de forma generalizada, la recuperación de vehículos clásicos y modernos para su conversión a vehículos 100% eléctricos cero emisiones, ya es una conducta habitual. La sencillez, las llamativas prestaciones y el cada vez más contenido precio de las conversiones está facilitando la posibilidad de dar una segunda vida, en su versión cero emisiones, a auténticas joyas de la historia del automóvil.

Sabemos de magníficas conversiones  de vehículos como el Chevy Corvette, el Camaro, el Ford Mustang, el Porsche 911 o el speedster, el Jaguar e…, todas con incluso mejores cifras de aceleración que los originales, pero, hoy por hoy, no hemos podido saber de ninguna conversión de un Aston Martin.

Bernie Stack ha elegido a nuestros amigos de Centro de Investigación Desarrollo e innovación de la Energía Ideas Lura, para realizar su conversión. “No puedo pensar en nadie mejor, para hacer la conversión del Aston Martin, que los inventores Ángel Ramos y Luis Zúñiga. Tienen la mejor tecnología que se conoce y es la que le vamos a poner al vanquish”.

Los desarrollos del equipo de Ideas Lura para optimizar los rendimientos de los motores eléctricos no dejan de sorprendernos pero ¿serán nuestros amigos capaces de convertir el coche de James Bond no sólo en un vehículo cero emisiones sino el mejor y más rápido Aston Martin del super agente secreto?

“Asumimos el reto y, desde luego, nos planteamos que esa posibilidad existe. Nos dice Ángel Ramos Codirector de Innovación de Ideas Lura. “Es verdad que nuestra tecnología nos permite utilizar motores de potencia contenida y mucho menor consumo energético para alcanzar cifras de aceleración y velocidad semejantes a las originales, pero queremos afrontar el proyecto como un reto en toda su dimensión, también en la económica”. “Vamos a intentar que el proyecto se autofinancie con la venta de los componentes del sistema de propulsión de combustión interna”.

Es una posibilidad que obviamente al propietario del vehículo aún le satisface más.

“Sólo la reparación mecánica del coche estaba presupuestada por el taller oficial en 90000 euros. Si somos capaces de realizar la reparación y la conversión del Aston Martin con los ingresos por la venta del motor, sí que demostramos que la sostenibilidad en todos los sentidos, es posible.” Nos comenta Bernie Stack.

Y es que el motor artesanal V12 de Aston Martin es uno de los más cotizados del mercado. Sólo el bloque del motor nuevo supera los 90.000 euros.

Luis Zúñiga codirector de Innovación del Centro Español de Investigación y Desarrollo de la Sostenibilidad Ideas Lura, nos informa que: “Todo el proceso de conversión se está rodando para la producción de un documental  y va a formar parte de la serie Info-reality de TV “EV Conversions”. “Es un proceso abierto y queremos compartir los avances al mismo ritmo que los vamos produciendo. El mercado, las personas que compran y venden este tipo de piezas van a determinar si el proyecto es económicamente viable y se sostiene por sí mismo. Nuestra prioridad ahora es la de convertir el vehículo a una forma mucho más racional de aprovechar la energía, respetuosa, no sólo con el entorno natural y las personas que ahora disfrutamos de él, sino respetuosa también con las personas que incluso aún no han nacido. Tenemos que cuidar el equilibrio natural del planeta y su atmósfera. Lo consideramos nuestra responsabilidad. En cuanto a las prestaciones del vehículo, os puedo adelantar que no es lo que más nos preocupa, aunque, de momento, al electrón no hay quien le supere”, nos comenta Luis con una amplia sonrisa de satisfacción.

Seguiremos muy de cerca este interesantísimo proyecto.